¿Césped artificial o natural? Diferencias, características y cuidados de cada uno

¿Tienes un jardín o una terraza, y estás dudando entre instalar césped artificial o natural? Si es así, te recomendamos que prestes atención y tomes nota, ya que en este post te vamos a contar todo sobre ambos: diferencias, características, cuidados, ventajas, inconvenientes… Nuestro objetivo es que después de leer esto, tengas un poco más claro si apostar por césped artificial o césped natural. ¡Comenzamos!

Césped artificial VS natural: ¿quién gana la batalla?

Características del césped natural

Aunque el cuidado del césped natural no resulta demasiado complicado, sí que precisa un compromiso a la hora de cortarlo o regarlo. Además, para su buen estado necesitará tanto agua como luz natural, ya que de lo contrario mostrará un aspecto muy diferente al deseado.

Te interesa:

Césped artificial y mascotas: ¿con compatibles?

 

En caso de que optes por la hierba natural para tu jardín, debes tener en cuenta el uso que va a recibir el césped al elegir las semillas, ya que obviamente deberás unas semillas más fuertes si va a recibir mucho tránsito, que si por el contrario irá plantado en una zona por la que apenas pasará gente.

 

 

En función del tipo de semilla que elijas, también variará el ritmo de crecimiento del césped y, por tanto, la frecuencia con la que tendrás que cortarlo, el tipo de clima o la densidad.

La principal ventaja de plantar césped natural es que favorecerá el crecimiento de otros árboles o plantas en la zona debido a la conducción de agua por medio de sus raíces.

 

Características del césped artificial

El césped artificial se ha situado como la principal opción a la hora de instalar césped en terrazas o jardines, especialmente cuando son particulares. No es de extrañar, ya que la hierba artificial ha avanzado tanto en los últimos años, que ofrece una estética muy similar a la de la natural, con un cuidado mucho menor.

Te interesa:

¿Tu césped artificial quema en verano? Los mejores trucos para reducir su temperatura

Las ventajas del césped artificial son muchas, especialmente si eres una persona que no puede destinar el tiempo necesario a cuidar el jardín, ya que aun sin prestarle ninguna atención, se mantendrá en perfecto estado.

A esto hay que sumarle que el artificial es altamente resistente a las inclemencias climatológicas, así como que resulta muy económico, ya que una vez instalado, no tienes que realizar ningún otro gasto en su mantenimiento.

A la hora de escoger el césped artificial, es importante prestar atención a factores como el color, la altura de la hierba, el nivel de drenaje del césped (muy importante en zonas en las que las precipitaciones están a la orden del día), la resistencia al tránsito, el tacto o el propio presupuesto disponible.

 

Ventajas y desventajas del césped natural

Ventajas:

  • Opción más tradicional
  • Menor desembolso para su plantación
  • Buena absorción de polución y ruido
  • Disipa el calor
  • Versatilidad
  • Te permite estar en contacto con la naturaleza

Inconvenientes:

  • Tareas de mantenimiento
  • Tiempo y esfuerzo
  • Gasto económico en abonos, fertilizantes y agua para el riego
  • Necesidad de comprar cortacésped o máquina segadora
  • No siempre crece como queremos
  • Aumenta la presencia de insectos

Ventajas y desventajas del césped artificial

Al hablar de césped artificial, lo cierto es que son todo ventajas, ya que en los últimos años ha avanzado tanto, que ha permitido reducir su precio enormemente, consiguiendo que apenas se pueda diferenciar entre césped natural y artificial.

Ventajas:

  • No necesita mantenimiento ni tareas de jardinería
  • Luce siempre verde
  • Múltiples tipos de césped para elegir
  • Dispone de opciones que se adaptan a todos los presupuestos
  • No necesita luz natural
  • Es antialérgico
  • Se puede instalar en cualquier tipo de suelo
  • Es ecológico: reciclable o reutilizable
  • Aunque necesita agua para mantenerlo limpio, el gasto de agua es muy inferior
  • Modelos aptos para mascotas
  • Fácil instalación

Desventajas:

  • Se calienta más que el césped natural
  • Gasto de su instalación es más elevado que el de plantar hierba
  • No te permite estar en contacto con la naturaleza

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Creado con ❤︎ por acuabit

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer a nuestros visitantes una forma más cómoda y eficiente a la hora de navegar por nuestro sitio web.
Al utilizar nuestro sitio web acepta el uso de cookies. Entendido Más información